domingo, 20 de diciembre de 2009

Despedida

Entre mi amor y yo han de levantarse
trescientas noches como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros.

No habrá sino recuerdos.
Oh tardes merecidas por la pena,
noches esperanzadas de mirarte,
campos de mi camino, firmamento
que estoy viendo y perdiendo...
Definitiva como un mármol
entristecerá tu ausencia otras tardes.


Jorge Luis Borges

domingo, 13 de diciembre de 2009

Amor

no cieges el camino
de la perfeccion
con el guiñar de tu mesura
deja libre la sensualidad
que se dibuja con tu fragancia
protege con tu magia
la pasion de tus sentimientos
despliega el detalle eterno
que entregan tus labios
para aumentar en mi corazon
el amor eterno.

Francisco Pozo

lunes, 30 de noviembre de 2009

VILLANCICO

Cuando la virgen bendita
lo parió,
todo el mundo lo sintió.

Los coros angelicales
todos cantan nueva gloria;
los tres reyes, la vitoria
de las almas humanales.

En las tierras principales
se sonó
cuando nuestro Dios nació.

Gil Vicente

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Amor Único

Ramo del corazón, el que se hace
sólo una vez. El que se da, sin verlo.
No sería bastante todo el abril del mundo
para hacerlo de nuevo.

Jaime Torres Bodet

domingo, 22 de noviembre de 2009

Amor

¡Primavera feroz! Va mi ternura
por las más hondas venas derramada,
fresco hontanar, y furia desvelada,
que a extenuante pasmo se apresura.

¡Oh qué acezar, qué hervir, oh, qué premura
de hallar, en la colina clausurada,
la llaga roja de la cueva helada,
y su cura más dulce, en la locura!

¡Monstruo fugaz, espanto de mi vida,
rayo sin luz, oh tú, mi primavera,
mi alimaña feroz, mi arcángel fuerte!

¿Hacia qué hondón sombrío me convida,
desplegada y astral, tu cabellera?
¡Amor. amor, principio de la muerte

Dámaso Alonso

lunes, 26 de octubre de 2009

VÍSPERA

Al caos me asomo...
El caos y yo
por no ser uno
no somos dos.
Vida de nadie,
de nada... —No:
entre dos vidas
viviendo en dos,
víspera única
de doble hoy.
Muere en la máscara
quien la miró,
yo —por dos vidas—
me muero en dos...

Mariano Brull

miércoles, 21 de octubre de 2009

A LA FORTUNA

Cuatro muros de cal, libros, y una
ventana al campo, y en la lejanía
las montañas o el mar, y la alegría
del sol, y la tristeza de la luna:

eso a mi eterna laxitud moruna,
para vivir en paz le bastaría...
¡Bien poco es lo que pides, alma mía,
pero menos te ha dado la Fortuna!

Échate, alma, a recordar... ¡Infancia
sin madre, adolescencia sin amores,
juventud sin placer!... ¡Así has vivido!...

¡Y ahora, un caduco otoño sin fragancia,
un pálido luar sin ruiseñores,
y un amor imposible sin olvido!

Francisco Villaespesa

sábado, 17 de octubre de 2009

Siempre

Antes de mí
no tengo celos.

Ven con un hombre
a la espalda,
ven con cien hombres en tu cabellera,
ven con mil hombres entre tu pecho y tus pies,
ven como un río
lleno de ahogados
que encuentra el mar furioso,
la espuma eterna, el tiempo!

Tráelos todos
adonde yo te espero:
siempre estaremos solos,
siempre estaremos tú y yo
solos sobre la tierra,
para comenzar la vida!


Pablo Neruda

martes, 13 de octubre de 2009

LA AUSENCIA

Cuando el amor se va,
parece que se inmensa.

¡Cómo le aumenta el alma
a la carne la pena!

Cuando se pone el sol
lo ahondan las estrellas.

Juan Ramón Jiménez

domingo, 4 de octubre de 2009

Rima II

Amada, la noche llega;
las ramas que se columpian
hablan de las hojas secas
y de las flores difuntas.
Abre tus labios de ninfa,
dime en tu lengua de musa:
¿recuerdas la dulce historia
de las pasadas venturas?
¡Yo la recuerdo! La niña
de la cabellera bruna
está en la cita temblando
llena de amor y de angustia.
Los efluvios otoñales
van en el aura nocturna,
que hace estremecerse el nido
en que una tórtola arrulla.
Entre las ansias ardientes
y las caricias profundas,
ha sentido el galán celos
que el corazón le torturan.
Ella llora, él la maldice,
pero las bocas se juntan...
En tanto los aires vuelan
y los aromas ondulan;
se inclinan las ramas trémulas
y parece que murmuran
algo de las hojas secas
y de las flores difuntas.

Rubén Darío

domingo, 27 de septiembre de 2009

Amor Eterno

Podrá nublarse el sol eternamente;
podrá secarse en un instante el mar:
podrá romperse el eje de la tierra
como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón,
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.

Descartes

sábado, 12 de septiembre de 2009

Beso de un poema

Beso de un poema
Flujos de mi pluma
A tu corazón
Persistente, deseando
Como silencioso abrazar
Aunque estamos separados

Nuestro tacto de las palabras
Como labios, buscando suavemente
Los versos emocionan el alma
Separación de una
En azul solo del cielo
Hasta que somos enteros

Dolores en stanzas
Escritura con abundancia
Como rasgones congelados a tiempo
Profundo y solo
'Hasta el océano está el río
Y haces el mío

Debbylyn

domingo, 6 de septiembre de 2009

Quisiera

Desearia ser
una lagrima tuya
para poder
nacer en tus ojos
vivir en tu mejilla
y morir en tu boca

anónimo

jueves, 20 de agosto de 2009