viernes, 17 de septiembre de 2010

Te amé

Te amé;
incluso ahora puedo confesar,
Algunas ascuas de mi amor que su fuego conserva;

Pero no dejarlo causarte más señal de socorro,
No deseo entristecerte otra vez.

Desesperado y lengüeta-atado, con todo te amé querido
Con punzadas el celosos y el tímidos saben;

Te amé tan blando, tan sinceramente,
Ruego la concesión del dios otro amor tú tan.

Alexander Pushkin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada