lunes, 29 de noviembre de 2010

Ese Animal

Nunca temió mi sangre
jamás borró las lunas
de nuestro calendario
minucioso construyó alas
en la cima de mis nervios
y ahí
regocijado
colocó espejos en las puntas
de todas mis mujeres

él y solo él
supo encontrar
el animal gozoso
de mis días siniestros

Nora Méndez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada