miércoles, 22 de febrero de 2012

Prisionero de tí

Tus pestañas de seda
susurran tiernamente
la dulzura azul y eterna
de tus ojos tan suaves

acurrucados en el hueco
de mis sueños errantes
y de mi esperanza palpitante
en mi corazón, prisionero de ti


bajo el firmamento infinito
del amor que olvida el tiempo
y que cae como la lluvia
de la pupila del cielo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada