jueves, 14 de junio de 2012

Encuetro


"Pero una mañana al despertar
tu mirada, tu rostro vi
y no aguante más y te seguí,
mi corazón volvió a reir
ahora todo es diferente;
un camino distinto compartido
en el que hayo una paz total
y escucho una voz de aliento
que alimenta mis sentimientos
y regala felicidad..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada