miércoles, 31 de mayo de 2017

Soneto

Si a veces silencioso y pensativo
 a tu lado me ves, querida mía,
 es porque hallo en tus ojos la armonía
de un lenguaje tan dulce y expresivo.

 Y eres tan mía entonces, que me privo
 hasta de oír tu voz, porque creería
 que rompiendo el silencio desunía
 mi ser del tuyo, cuando en tu alma vivo.

 ¡Y estás tan bella, mi placer es tanto,
 es tan completo cuando así te miro,
 siento en mi corazón tan dulce en tanto,

 que me parece, a veces, que en ti admiro
 una visión celeste, un sueño santo
 que va a desvanecerse si respiro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario